Google+ Followers

viernes, 25 de septiembre de 2009

Fiestas de La Mercè

Esta semana Barcelona es una fiesta.


Fiesta pirotécnica en la playa de la Barceloneta 24 de septiembre 2009.

Todas las fotos de este blog han sido realizadas por Susana Sosa Villafañe.
Excluyendo el logo de la Mercé
.

_________________________________________________

En la plaza tamb
ién ha habido festejo: Sobre la calle Monlau han inaugurado un restaurante tipo Franfurt, cuya especialidad son las típicas salchichas, butifarras y todo tipo de carnes a la plancha, además de tapas diversas y cerveza.


¡Arriba el buen humor y a preparaos a aguantar a la vecindad!

Tranquilos que somos buena gente...
nuestros mordiscos no duelen, jejejeje... pero en noches de luna llena...

Bienvenidos
, Marta, Isa, Carlos y Fernando.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Días de lluvia

¡Hasta la próxima temporada, verano!

Hace un par de semanas que el tiempo cambiante nos está avisando de la proximidad del otoño. Nada mejor para confirmarlo, son las tormentas vespertinas y nocturnas acompañadas con el ritmo de los truenos y el reflejo de los relámpagos.
El comienzo de las clases también fue festejado, o no, por la lluvia (¿Hasta el cielo lloraría como un niño remolón?)
A la hora acostumbrada – las 6 de la tarde- se reunieron los padres con los chicos recogidos de los colegios, en su primer día de clases, y tuvieron que refugiarse bajo los pórticos de la plaza, con paraguas en las manos, mientras las columnas descargaban el agua acumulada en las azoteas, y los naranjos recibían un buen baño.

Un nuevo ciclo ha comenzado.

©Susana Sosa Villafañe

jueves, 10 de septiembre de 2009

Por la noche...

la luna

El domingo por la noche, me fui a buscar la luna llena a la playa.

Me quedé en la orilla, sentada en la arena mirando el horizonte, esperaba atenta la aparición de una luna avergonzada o quizá roja de ira, quien sabe… lo más seguro es que debido al reflejo del sol, se viera ardiente, por decirlo poéticamente.

La cuestión es que allí estaba, esplendorosa, saliendo del agua en la oscuridad de la noche, sí púrpura, y a medida que ascendía con todas sus fuerzas, cambiaba de color como si se sacudiera la sangre con que hubiera sido teñida. (¿Cuántas masacres habrán ocurrido ese día?) Pasó del naranja al amarillo, para terminar en un blanco reluciente. Dejó su reflejo en el agua. Entonces pensé en llevármela y ponerla en la plaza.

En el nuevo paseo Gracilaso, los faroles competían descaradamente con ella pero yo la protegía entre los árboles y la custodié hasta depositarla en la plaza, y allí quedó hasta el amanecer.
«Misión cumplida» pensé, y me fui a dormir satisfecha.

©Susana Sosa Villafañe

El mercadillo de los coleccionistas

El primer domingo de cada mes se monta un mercadillo para coleccionistas; bueno yo diría que en el “patio” (la plaza) se monta un recreo para los aficionados a los trencitos eléctricos. Porque de los otros tipos de colecciones hay pocos puestos.
La convocatoria tiene gran éxito entre los más grandes – vale decir entre los papás - que tratan de arrastrar a sus hijos, y creo que consiguen entusiasmarlos. Me encanta verlos tan ensimismados eligiendo la pieza que les viene bien o la que descubren como novedad para su maqueta.
¡Ay ese niño que llevan dentro… que nunca lo pierdan!
Ya lo saben: el primer domingo de cada mes, menos el mes de agosto.

video

©Susana Sosa Villafañe