Google+ Followers

domingo, 8 de mayo de 2011

Festejo pasado por agua




 La plaza no estaba a tope, es evidente, pero había un público atento.
Tampoco era una gran orquesta
pero los músicos se entregaban.
Eran tres: batería, bajo y guitarra.
En el bar el ambiente caribeño animaba a consumir mojitos.
Cuatro Evas para un Adán madurito.
Las tres gracias.
La simpatía de Mónica
Comissió de Festes de La Sagrera
Aquí el protagonista es el «mojito».

El romance de la noche
Los Caribeños
Tanto mojito, tanto mojito...
la fiesta terminó mojada por la lluvia. ¡Oh!
Al final me fui a la cama a terminar de leer la novela «Tu corazón, Idoia», de José Luis Muñoz.
©Susana S.Villafañe

sábado, 7 de mayo de 2011

Festejos primaverales

Si el paraíso está en flor y su perfume me embriaga, quiere decir que ya es primavera.

Si es primavera, hay que festejarlo. Las sillas están .

 Los servicios...

El escenario...

Estos están listos para ser usados.   
Por la tarde me fui a la Feria de Abril, siendo mayo, y después de dos horas y un poco más, divirtiéndome y pasando frío, regresé cansada. Al llegar a mi casa los tamborileros y lanzallamas estaban avanzando hacia la plaza. Apuré el paso para buscar la cámara. Alcancé a recibirlos y recogí un poco de la actuación.